Reportaje
12/09/2022

La buena divulgación en YouTube supone un ejemplo de transmisión real y efectiva del conocimiento científico

  •  Campus de Segovia
  •  Ciencias sociales y jurídicas

Irache H. Ochoa | UVadivulga

Un estudio puesto en marcha por investigadores del Campus María Zambrano de Segovia de la Universidad de Valladolid revela el éxito de la divulgación en las plataformas de vídeo online

El continuo desarrollo de nuevas tecnologías está provocando cambios en los patrones de consumo de información: los consumidores cada vez reclaman un contenido más breve que facilite el acceso a la mayor cantidad de información posible. Por ello, si se quiere hacer llegar una determinada información al gran público, hay que adaptar los contenidos a los nuevos formatos y plataformas. Según la ‘X Encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología’ elaborada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), un 61,4% de los encuestados recurre a Internet para informarse sobre cuestiones científicas, por delante de otros medios como la televisión, la radio o las revistas especializadas. “El objetivo principal de la divulgación es dar a conocer una rama de conocimiento o un nuevo descubrimiento y para esto las redes sociales son fantásticas, pese a que todavía una parte de la academia se muestre reticente a legitimar estas nuevas vías”, explica Álex Buitrago, investigador del departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Valladolid (UVa).

En este contexto, la ciencia en general, y los divulgadores en particular, si pretenden acercarse al conjunto de la ciudadanía y, especialmente, a la gente joven, tienen que adaptar sus mensajes a las características y al lenguaje propio de las redes sociales, según su trabajo investigador. En concreto, YouTube, se ha consolidado como una de las redes sociales más propicias para el desarrollo de contenidos científicos. El vídeo online ofrece una experiencia muy atractiva para los usuarios ya que el formato audiovisual facilita el acceso y la explicación de contenidos densos respecto a los formatos tradicionales del círculo oficial científico (congresos, papers, etc.). “Los divulgadores que se han acercado a las redes sociales, entre ellas YouTube, pretenden cautivar, fascinar y generar asombro y pasión por los contenidos de ciencia entre la gente más joven. Si después de consumir este contenido realmente les interesa, ya se acercarán a otras fuentes”, aclara Álex Buitrago.

 

© - Rocío Vidal - La Gata de Schrödinger.

Influencers de ciencia en YouTube

Las recientes investigaciones publicadas en la revistas Index.Comunicación y adComunica revelan la creación a partir de 2014 de una comunidad de youtubers científicos que se han implicado en la construcción de un discurso que combina el rigor de la comunicación científica con los códigos comunicativos de las nuevas plataformas digitales. Estos divulgadores invierten muchos esfuerzos en el cuidado formal del mensaje tanto en lo referente al atractivo visual como a la calidad sonora o a la cadencia de las imágenes.

Todos los influencers estudiados (con más de 400.000 seguidores y comunicación en lengua española) recurren con frecuencia a animaciones, textos sobreimpresos en la imagen, cambios de planos, memes, gags o sketches… Para mantener la atención de los espectadores y seguir creando curiosidad en los mismos. Sin embargo, el tono de entretenimiento, e incluso en ocasiones cómico, no resta rigurosidad al mensaje. La gran mayoría de los divulgadores analizados plasman las referencias de las fuentes donde han adquirido la información para elaborar el contenido del mensaje. “En los medios masivos digitales, en plataformas como YouTube, abunda la desinformación y los contenidos relativos a pseudociencias. Por ello es importante que la comunidad científica esté en ellas para combatirlos con información amena, a la vez que rigurosa, basada en la evidencia”, añade Buitrago.

Las redes sociales y las plataformas como YouTube representan un espacio para todo tipo de divulgación, incluso aquella que en ocasiones queda alejada de los medios de comunicación tradicionales. En este sentido la investigación desarrollada en la UVa recoge divulgadores de todas las áreas del conocimiento. Ejemplos de ello podrían ser La Hiperactina divulgando sobre biomedicina, QuantumFracture acercándonos al Universo, Linguriosa hablando sobre investigación en lingüística, Jaime Altozano divulgando sobre música, o Ter, haciendo de la arquitectura algo comprensible y ameno.

Cultubers

Los primeros creadores de contenido en YouTube aparecieron entre 2005 y 2008 en España, caracterizados por la ausencia de pretensiones, ignoraban cualquier tipo de rentabilidad económica. En aquel momento la plataforma estaba dominada por el social media entertaiment. Sin embargo, en 2009 llega a España la prestación económica en función de las visitas a cada vídeo. Siguen triunfando los gamers, aunque paralelamente se empiezan a desarrollar los primeros canales culturales, educativos y divulgativos.

En poco tiempo los divulgadores científicos se asientan en YouTube, persiguiendo unos estándares mínimos de calidad y monetizando sus contenidos. Es dentro de este contexto donde nace Cultube, una comunidad que nace gracias a la iniciativa de José Luis Crespo, autor del canal QuantumFracture. El objetivo de esta comunidad fue celebrar un encuentro de creadores de contenido de diferentes campos académicos y acercar de esta forma lo virtual a la vida real.

Los miembros de Cultube destacan el papel crucial de la divulgación audiovisual online y su capacidad para empoderar a la ciudadanía. Además, inciden en la necesidad constante de evolucionar en las formas de divulgar. YouTube, y las redes sociales en general, representan una opción de éxito para la democratización de la ciencia y su visibilización más allá de los círculos científicos tradicionales.

Bibliografía

Buitrago, Álex, & Torres Ortiz, L. (2022). Influencers de ciencia en YouTube. Divulgación científica en el contexto español de la plataforma hegemónica de vídeo online. AdComunica, (24), 177-200. https://doi.org/10.6035/adcomunica.6558

Buitrago, Á., Martín García, A. y Beltrán-Flandoli, A.M. (2022). De youtubers a cultubers: un fenómeno de divulgación académica, cultural y científica en YouTube. index.comunicación, 12(2), 55-77. https://doi.org/10.33732/ixc/12/02Deyout