©  . 

'Bosques y cambio climático: Un futuro abierto'

Exposición

El calentamiento generalizado del planeta y la crisis ambiental son los retos más profundos que la humanidad tiene ante sí, pero ¿qué escenario futuro queremos y qué vamos a hacer para conseguirlo?


La exposición 'Bosques y cambio climático: Un futuro abierto' nos permite adentramos en el papel que los bosques pueden desempeñar en la lucha contra el cambio climático. Estos son imprescindibles por su papel de sumidero de carbono, por ser refugio de biodiversidad y por realizar funciones clave para el equilibrio del planeta. También son esenciales para el bienestar de la humanidad abasteciéndonos de bienes y servicios indispensables. Pero están seriamente amenazados en muchos frentes.

A través de los diferentes paneles que componen esta exposición se busca un doble objetivo: por un lado, descubrir las oportunidades que brindan los bosques, los cuales desempeñan un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático al comportarse como importantes sumideros de CO2 –el gas de efecto invernadero cuya concentración en la atmósfera ha aumentado de forma más rápida– ; y por otro, poner al descubierto los retos a los que estos se enfrentan.

© - .

La exposición

 

'Bosques y cambio climático: Un futuro incierto' es el resultado del proyecto 'Ciencia en acción: Bosques y Emergencia Climática’, coordinado por Rosario Sierra, profesora de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias (ETSIIAA) del Campus de la UVa en Palencia  e investigadora del iuFOR (instituto universitario de Investigación en Gestión Forestal Sostenible). Esta exposición, que se podrá visitar hasta el 9 de abril de 2023 en la sala de Exposiciones Temporales del Museo de la Ciencia de Valladolid,  se ha financiado con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) – Ministerio de Ciencia e Innovación, a través de sus ayudas para el fomento de la cultura científica, tecnológica y de la innovación.

 

© - .

Durante el recorrido por los diferentes paneles, los visitantes aprenden que los bosques alojan una gran parte de la biodiversidad terrestre, realizan funciones clave para el equilibrio del planeta y proporcionan bienes y servicios esenciales, cuya obtención  debe realizarse de una forma sostenible.

 

© - .

En esta línea,  las vitrinas incluyen, entre otros muchos objetos, hoteles de insectos y cajas nido; algunos productos forestales no maderables como el corcho, las resinas naturales o las plantas aromáticas; y piezas que muestran la relación entre la cultura y el bosque como los libros – cuyo papel se extrae de la celulosa de los árboles–, o los cuadros –cuyos lienzos se fijan en bastidores de madera–. El objetivo de la gestión forestal sostenible es conciliar la conservación de los ecosistemas forestales con la posibilidad de obtener de forma sostenida esos bienes y servicios.

 

© - .

El recorrido incluye asimismo diferentes juegos interactivos en los que los visitantes aprenden a calcular la edad de los árboles a través de la lectura de sus anillos o consultar en una original xiloteca  información acerca de más de 40 tipos de maderas.

Una selección de 12 árboles y arbustos que muestran una parte de la diversidad de los bosques y diferentes audiovisuales con  escenas reales de investigación forestal completan la exposición.

Por último y como añadido a la muestra, se han desarrollado actividades interactivas online como el juego ‘Adaptatreé’ y el escape-room virtual ‘Misión: Terra’ a los que los interesados podrán acceder mediante códigos QRs.

 

La exposición ofrece también una versión virtual.

Más información: ¡Accede a la exposición virtual!