©  . 

InGenias

La mujer en el papel de precursora de vocaciones tecnológicas y científicas

Acercar las ingenierías a todos los públicos a través de referentes femeninos. Este es el objetivo de InGenias, un proyecto de innovación docente y de fomento de vocaciones técnicas, participado por la Unidad de Cultura Científica de la Universidad de Valladolid, UVadivulga.

InGenias parte de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación y está coordinado por la profesora titular del Departamento de Teoría de la Señal y Comunicaciones e Ingeniería Telemática Noemí Merayo. Consiste en charlas de profesoras y alumnas de este centro académico y exhibiciones en torno a la transmisión de datos a partir de dispositivos interactivos creados por estas representantes de la Universidad de Valladolid (UVa). Las charlas y las exhibiciones tienen lugar en institutos de Educación Secundaria de la provincia de Valladolid entre el 27 de febrero y el 11 de abril.

El proyecto se plantea como piloto con el fin de que pueda escalarse a otras ingenierías en un futuro. En cada centro interviene un equipo formado por una profesora y una alumna. La actividad ha contado con el asesoramiento del Parque Científico de la Universidad de Valladolid.

 

Programación de visitas

  • 27 de febrero de 2019: IES Antonio Tovar
  • 28 de febrero de 2019: IES Antonio Tovar
  • 6 de marzo de 2019: IES Núñez de Arce
  • 15 de marzo de 2019: IESO Cigales
  • 19 de marzo de 2019: IES Ribera de Castilla
  • 26 de marzo de 2019: IES Pío del Río Hortega (Portillo)
  • 1 de abril de 2019: IES José Jiménez Lozano
  • 4 de abril de 2019: IES Parquesol
  • 9 de abril de 2019: CEO Boecillo
  • 11 de abril de 2019: IES Parquesol

 

La UNESCO ha advertido del problema de la falta de vocaciones científicas y técnicas femeninas en su informe Descifrar el código: la educación de las niñas y las mujeres en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), publicado en 2019. Esta falta de representación “frena el progreso hacia el desarrollo sostenible”, por lo que “necesitamos comprender y apuntar a los obstáculos que mantienen a los estudiantes de sexo femenino ajenos a las disciplinas STEM” y “necesitamos estimular su interés desde los primeros años, para combatir estereotipos, capacitar a los profesores a alentar a las niñas a elegir carreras STEM, desarrollar planes de estudio que sean sensibles al género y cambiar ideas preconcebidas” apunta la directora-general de la UNESCO, Irina Bokova, en el prefacio del informe

© - .

Primera edición de 'InGenias'

InGenias nació con la intención de motivar vocaciones técnicas en las niñas de tercero y cuarto de la ESO, justo antes de que tengan que elegir que rama quieren seguir en sus estudios. Y qué mejor que usar la imagen de Hedy Lamarr para evidenciar que las mujeres han tenido un papel muy importante en la historia de las telecomunicaciones, aunque no siempre hayan sido reconocidas.

Para ello, parejas de profesoras y alumnas de Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación han pasado desde febrero a abril de 2019 un rato con los chavales de ocho centros educativos de la provincia de Valladolid. Su intención era hacer ver al alumnado que no es una carrera inaccesible y que es muy necesaria para resolver problemas del día a día.

Para el desarrollo de la actividad, las ponentes han propuesto varios experimentos al alumnado, para aprender jugando, para motivarlos y atraer su atención. Como proteger su mochila de posibles ladrones, hacer una competición de velocidad de spinner o hacer música con electricidad y reflescos.El artilugio que más pasiones ha levantado ha sido el peluche con sensor y alarma incorporado al que le encontraban múltiples utilidades, “¡esto lo podemos usar para que nos avise de cuando vuelve la profesora a clase!”, proponía alguno.

Las charlas concluían con una encuesta en la que se encontraba la pregunta más difícil de responder, ¿por qué las ingenierías son cosa de chicos? ¿por qué hay más hombres que mujeres estudiando este tipo de carrera? Muchos buscan ayuda entre las profesoras y muy pocos encuentran una respuesta con sentido. Finalmente, se dan cuenta de que el talento no tienen género. Quizá esto les haya hecho reflexionar acerca de algo que tienen asumido por defecto y reconsiderar pensamientos.

A espera de obtener datos oficiales, Noemí Merayo, coordinadora de la actividad comenta que se ha quedado con buen sabor de boca. Le ha sorprendido los pocos referentes en sectores tecnológicos que el alumnado tiene. “El proyecto ha gustado mucho, en general, a profesores y alumnos”, concluye la profesora.